Especial 10 clásicos del 2020

En nuestra página de Facebook empezamos el año con uno de nuestros especiales, en el que repasamos algunos de los coches más interesantes que llegaron al mercado en 1990, y que por tanto cumplen 30 años este 2020. Esa es la cifra comúnmente aceptada como la que necesita un vehículo para ser considerado clásico, si bien es cierto que cada aficionado tiene un criterio diferente y que, igual que nos cuesta ver algunos coches como históricos por parecernos demasiado modernos, también hay automóviles que todavía no han alcanzado esa cifra pero que ya despiertan mucho interés por parte de los amantes del motor.

Para la elaboración de este especial hemos seleccionado 10 modelos que nacieron en 1990, que hemos considerado especialmente interesantes o relevantes por su popularidad en su época. Repasaremos la historia y las características de cada uno de ellos de manera un poco más extensa que la que es habitual en nuestra página.

Esperamos que disfrutéis de nuestro especial “10 clásicos del 2020” y que nos hagáis llegar cualquier comentario que tengáis al respecto.

BMW Serie 3 (E36)

El E36 es la tercera generación de la archiconocida Serie 3 de BMW, cuyo desarrollo comenzó en 1981 pero que no fue presentado hasta octubre de 1990, saliendo a la venta a principios del año siguiente. Con un elegante y moderno diseño exterior, este Serie 3 estaba disponible con nada menos que seis carrocerías distintas: berlina de 4 puertas, coupé de 2 puertas, descapotables de 2 y 4 puertas (este último fabricado por el carrocero Baur), familiar de 5 puertas (llamado Touring) y hatchback de 3 puertas (conocido como Compact). En cuanto a motores disponibles, continuaba con la tradición de BMW de equipar una gran variedad de propulsores de 4 cilindros (316i, 318i, 318is, 318tds) o de 6 (320i, 323i, 325i, 325td, 325tds, 328i y M3), con cambio manual de 5 velocidades o automático de 4 o 5, excepto en el M3, que equipaba un manual de 6 marchas. Todos los E36 eran de propulsión trasera, puesto que, a diferencia de la generación anterior y las posteriores de la Serie 3, no se ofreció una versión con tracción integral.

Gracias a su estatus como coche de lujo, su diseño y sus prestaciones, el Serie 3 E36 fue un éxito de ventas considerable hasta el fin de su producción en 1999, fabricándose en Alemania, Sudáfrica y Estados Unidos, además de ser ensamblado en Uruguay, Egipto, México y Tailandia a partir de piezas fabricadas en su país de origen. Por otra parte, el E36 destacó también en competición, especialmente en turismos, ganando los campeonatos alemanes ADAC GT Masters y Super Tourenwagen Cup, además del BTCC británico; mientras que en carreras de resistencia encontramos las victorias de sendos E36 en las 24 Horas de Nürburgring y los 1000 Kilómetros de Bathurst.

BMW Serie 3 (E36)

Audi Coupé S2

El segundo de los coches de 1990 que hemos seleccionado para nuestro especial también es alemán, aunque menos conocido que el anterior. Presentado en septiembre de 1990, el S2 es la versión vitaminada del Coupé, lanzado en 1988, y basado a su vez en el 80, introducido en 1986. Este nuevo modelo era el sucesor del mítico Quattro, y aunque no tiene la fama de éste, es un clásico interesante.

Como no podía ser de otra forma, el S2 cuenta con un motor de 5 cilindros en línea con turbo y tracción integral. Dicho motor fue en un principio el MKB-3B de 2200 cc y 220 cv de potencia, mientras que a partir de 1992 fue sustituido por el MKB-ABY, que le proporcionaba 10 cv extra. Aunque el modelo que nos ocupa hoy es el Coupé, cabe destacar que en 1993 la gama S2 se complementó con las versiones sedán y familiar, basadas ya en la siguiente generación del 80.

Audi Coupé S2

Ford Escort Mk5

Tras más de 20 años de éxito en toda Europa y cuatro generaciones, en 1990 llega una renovación completa para el Escort, que lo situaría a la vanguardia de los coches compactos gracias a su moderno diseño. En un principio estaba disponible con motores gasolina 1.3 y 1.6, con 60 y 90 cv respectivamente, y diésel 1.8 de 60 cv, todos ellos procedentes de la anterior generación del modelo. Esto decepcionó a los críticos y al público, aunque posteriormente la gama fue completada con propulsores 1.4 de 70 y 75 cv y 1.8 de 105, 115 y 130 cv, mientras que la versión diesel pasaba a estar disponible con 70, 75 y 90 cv gracias a la incorporación de un turbocompresor. En cuanto a carrocerías, se podía elegir entre las hatchback de 3 y 5 puertas, el descapotable, el familiar y la furgoneta, mientras que la versión sedán se consideraba un modelo aparte y recibía el nombre de Orion.

Siendo portador del linaje Escort, este modelo no podía dejar de lado las versiones deportivas que tanto éxito tuvieron en anteriores generaciones. En este caso, existió el RS2000, lanzado en 1991 con un motor de 2000 cc y 16 válvulas que desarrollaba 150 cv; y el mítico RS Cosworth, con su distintiva estética, tracción total y un motor también de 2 litros, pero con turbo y 227 cv de potencia.

Como era de esperar, el Ford Escort Mk5 fue un gran éxito de ventas, produciéndose en Inglaterra, España, Alemania, Turquía, Argentina y Brasil. Como curiosidad, en este último país se fabricaron también los Volkswagen Pointer y Logus, basados en el Escort pero con una estética diferenciada.

Ford Escort Mk5

Lamborghini Diablo

El Lamborghini Countach es recordado por ser uno de los superdeportivos más espectaculares de la historia, un modelo que sin duda alguna dejó una profunda marca en varias generaciones de aficionados al motor. Es por ello que el modelo que lo sustituyese no lo iba a tener nada fácil para ganarse un hueco en el corazón de los amantes de la marca de Sant’Agata Bolognese. Esa ardua tarea recayó en el modelo que tratamos hoy en nuestro especial sobre coches que cumplen 30 años en 2020: el Diablo.

El desarrollo del Diablo se inicia en 1985 con el conocido como Proyecto 132. Su diseñador sería Marcello Gandini, padre de sus dos míticos predecesores, el Miura y el Countach. En 1987 Chrysler adquiere Lamborghini y realiza su propio rediseño del proyecto, que decepciona enormemente a Gandini pero que acabaría siendo el diseño de producción del modelo. Finalmente, en enero de 1990 se realiza la presentación del Diablo, causando impresión por su espectacular aspecto y por su equipamiento, mucho más lujoso que el del Countach: asientos y volante ajustables, elevalunas eléctricos, equipo de música Alpine y, más adelante, dirección asistida y ABS. El corazón de la bestia era, cómo no, un V12, evolución del que equipaban los modelos anteriores. Su cilindrada era de 5.7 litros y su potencia de 485cv, lo cual le permitía pasar de 0 a 100 en 4,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 325 km/h.

Con el paso de los años Lamborghini fue actualizando el Diablo, saliendo a la luz en 1993 la primera evolución, llamada VT, que contaba con tracción total, introduciendo por primera vez un sistema que definiría a los modelos de la marca en la década posterior. Ese mismo año aparece la edición especial SE30, que conmemoraba los 30 años de Lamborghini aumentando la potencia a 523cv, o 595 si se optaba por la preparación de competición Jota. Ya en 1995 aparecen el SV con 510 cv y el Roadster, mientras que cuatro años después llega un rediseño de la carrocería que sustituye los faros escamoteables por unos fijos procedentes del Nissan 300ZX. Con dicho restyling desaparece la versión básica del Diablo, quedando el SV como entrada a la gama, mientras que el VT ve aumentada su potencia a 529cv. También aparece la versión GT, destinada a un uso en circuito, y con la llegada del nuevo milenio y la compra de la marca por parte de Audi aparecen las versiones VT 6.0 y SE, con un diseño modernizado, más equipamiento y una potencia de 549cv. En cuanto a la competición, pese a que Lamborghini nunca ha estado especialmente interesada en ella, existieron varias versiones del Diablo que fueron utilizadas en carreras. Se trata de los Jota, SV-R, GT1, GT2 y GTR. Finalmente, el Diablo fue sustituido en 2001 por el Murciélago, tras haber sido fabricadas 2884 unidades.
Lamborghini Diablo

Lotus Carlton

Este es quizás el menos conocido de los 10 coches que hemos seleccionado para nuestro especial, pero no por ello deja de ser impresionante. Hablamos del Lotus Carlton, que detrás de su apariencia de un inofensivo Opel Omega esconde una máquina capaz de humillar a muchos superdeportivos.

Como ya hemos mencionado, el Lotus Carlton era una versión mejorada por la mítica firma británica del Vauxhall Carlton, conocido fuera del Reino Unido como Opel Omega. Presentado en 1990, su aspecto exterior se diferenciaba del modelo en el que se basaba por su alerón trasero, tomas de aire en el capó, parachoques, taloneras y ancho de vías, además de por el color “Imperial Green”, el único disponible en este modelo.

El motor era el 6 cilindros en línea del Opel Omega GSi, pero revisado profundamente por Lotus: cilindrada aumentaba a 3615 cc, dos turbos, pistones forjados… Todo ello para desarrollar una potencia de 377 cv, transmitidos a las ruedas traseras mediante una caja de cambios procedente del Chevrolet Corvette ZR-1 y un diferencial tomado del Holden Commodore. Para lidiar con la aceleración de 0 a 100 en 5,2 segundos y la velocidad máxima de 283 km/h, la dirección y la suspensión sufrieron diversos cambios, mientras que las llantas se sustituyeron por unas Ronal equipadas con los mismos neumáticos Goodyear que el Lotus Esprit y los frenos pasaron a ser unos AP de cuatro pistones delante y de dos atrás.

Aunque se preveía fabricar 1100 unidades del Lotus Carlton, las malas condiciones económicas de la época y la fama de peligroso que recibió por parte de la prensa hicieron que la producción llegase a su fin en 1992, tras sólo 950 coches producidos, los cuales están hoy en día muy cotizados como clásicos.

Lotus Carlton

Mitsubishi 3000GT

Otro de los coches que cumplen 30 años este 2020 es este interesante modelo de Mitsubishi, un deportivo extremadamente avanzado para su época que, sin embargo, quedó a la sombra de otros GT japoneses del momento como el Toyota Supra o el Nissan 300ZX, mucho más conocidos.

Llamado GTO en su país de orígen como homenaje al Galant GTO de los 70, y 3000GT en el resto de mercados, este modelo fue lanzado como versión de producción de los concept car HSR y HSX, incorporando algunos de sus elementos de diseño futurista y su tecnología. Así, el GTO o 3000GT contaba con tracción y dirección a las cuatro ruedas, alerones delanteros y traseros que se ajustaban automáticamente según las condiciones, sistema de escape ajustable (con modos “turismo” y “sport”) y suspensión regulable electrónicamente. En cuanto a propulsores, estaban disponibles varias versiones del mismo V6 de 3000 cc, que iban desde los 164 cv de la versión básica para el mercado norteamericano a los 300 cv del modelo VR-4, pasando por los 225 y 280 de las versiones intermedias, siendo la de 280 la única disponible en Europa.

En 1994 la carrocería del GTO / 3000GT sufrió un rediseño con el objetivo de modernizarla y mantener el modelo en producción hasta el año 2000, introduciéndose también en 1995 una versión descapotable, que sería descontinuada al año siguiente. Por otra parte, en Estados Unidos Dodge comercializó una versión del 3000 GT conocida como Stealth, que estuvo disponible hasta 1996 y se caracterizaba por tener un diseño exterior algo diferente, una menor potencia y la ausencia de la mayoría del equipamiento tecnológico anteriormente mencionado.

Mitsubishi 3000GT

Nissan 100NX

El siguiente modelo que veremos es el Nissan NX, que recibió diversos nombres según el mercado al que estuviese destinado, y destacaba por su curioso diseño, que sin embargo no gusta a todo el mundo.

Lanzado al mercado en 1990, el NX se mantuvo en producción durante 6 años y estaba basado en la plataforma de los Sunny y Sentra de la época, siendo por tanto un coche de tamaño mediano con tracción delantera, pero en este caso contaba con una carrocería coupé o targa de aspecto deportivo. Cabe destacar también el brillante comportamiento de este modelo, gracias a su bajo peso y a su avanzado diferencial, lo cual le permitió obtener un cierto éxito en las categorías inferiores del campeonato estadounidense de turismos SCCA Showrroom Stock.

Aunque los motores y equipamientos variaban según mercados, básicamente estuvo disponible con cinco propulsores: un 1.5 y un 1.6 de carburación, y un 1.6, un 1.8 y un 2.0 de inyección. Las carrocerías, como ya hemos comentado, podían ser cerradas o targa, contando esta última con un techo targa convencional o con dos de cristal separados por una barra central, versión conocida como T-Top. En cuanto a denominaciones comerciales, este modelo fue conocido como NX Coupé en su país de origen, 100NX en Europa, NX-R en Australia y NX1600 o NX2000 (según si equipaban el motor 1.6 o el 2.0) en Norteamérica.

Nissan 100NX

Renault Clio

Este es sin duda el más conocido de los 10 modelos seleccionados para nuestro especial. Desde su lanzamiento en 1990, el Clio ha estado entre los coches más vendidos en la mayoría de mercados europeos, y sus cuatro primeras generaciones han sido un éxito absoluto, que a buen seguro continuará con la quinta, recién llegada al mercado.

La generación del Clio que hoy nos ocupa es la primera, que nació en 1990 con la ardua tarea de sustituir al Supercinco, que junto a su antecesor el 5 fueron durante los 70 y 80 los referentes en lo que a coches urbanos se refiere. Así, fue presentado en el Salón del Automóvil de París y puesto a la venta inmediatamente, ganando en 1991 el premio Coche del Año en Europa.

Los motores del Clio I fueron siempre de cuatro cilindros, componiéndose la gama en un principio por los 1.2 y 1.4 de gasolina de la gama Energy y el diesel 1.9 conocido como Tipo F. Más adelante se añadirían otras opciones, entre las que destacan el 1.7 del lujoso modelo Baccara y el 1.8 de 110 cv de la versión deportiva RSi, que poco después se vería superada por los 137 cv del famoso 16v. Aun así, la versión deportiva más famosa del Clio I fue sin duda la Williams, con un motor de 2000 cc y 150 cv y que tomaba su nombre de la escudería de Fórmula 1 a la que Renault proporcionaba motores en ese momento. En un principio el Clio Williams fue una versión limitada a 3800 unidades numeradas, aunque su éxito propició la construcción de 1600 ejemplares más en un primer momento, y finalmente otros 12000 ya sin numerar. El Williams es, aun hoy en día, considerado como uno de los mejores “hot hatch” de la historia, y sirvió de base para las versiones de rally Gr. N (165 cv), Gr. A (205 o 220 cv según preparación) y Maxi (250 o 265 cv).

En cuanto a carrocerías, la gama Clio disponía de opciones de 3 y 5 puertas, cuyo diseño exterior fue renovado en dos ocasiones, en 1994 y 1996. Tras un éxito de ventas abrumador, finalmente en 1998 Renault dio paso a la segunda generación del Clio, que continuaría por la senda del primero.

Renault Clio

Toyota Previa

Si bien es cierto que todavía nos cuesta ver un monovolumen como clásico, hay algunos de ellos que presentan cierto interés, como puede ser el caso del siguiente modelo que veremos y que forma parte de nuestro especial sobre 10 coches que cumplen 30 años en 2020.

El Toyota Previa fue diseñado en 1987 y presentado en enero de 1990, destacando por su llamativo diseño -del que no se puede decir que sea para todos los gustos- y su motor situado debajo de los asientos delanteros, al estilo de algunas furgonetas. Dicho motor era un 2.4 en las versiones de gasolina, que podía ser atmosférico o con compresor, mientras que las variantes diésel contaban con un 2.2 con turbo. Igualmente, se podía elegir entre una caja manual de 5 velocidades o una automática de 4, así como la posibilidad de equipar tracción total, siendo el Previa de propulsión trasera en las versiones estándar.

En su país de origen, Japón, el modelo recibió el nombre Estima, y fue un éxito de ventas. Las regulaciones del país nipón, que basaba sus impuestos sobre los vehículos según sus dimensiones, propiciaron el desarrollo de dos modelos basados en el Estima pero más cortos y estrechos y con algunos detalles estéticos distintos, llamados Emina y Lucida. En Europa el Previa no fue excesivamente popular, excepto en Holanda y Reino Unido, donde sí tuvo buenas cifras de ventas, llegándose a vender en este último país muchas unidades sobrantes procedentes del mercado japonés, así como ejemplares de segunda mano importados. En Estados Unidos, aunque tampoco fue un gran éxito comercial debido a que se consideraba poco potente, el modelo es apreciado hoy en día por su rareza. Finalmente, un país donde sí que resultó exitoso este monovolumen es Australia, donde se comercializó bajo el nombre de Tarago.

Aunque los Toyota Previa, Estima y Tarago como tal solo se fabricaron en Japón, tres marcas chinas lo produjeron bajo licencia, con los respectivos nombres de Jinhui Previa, Beijing Zonghliang Previa y Hongxing HX6482. A finales de 1999 finalizó la fabricación de este modelo, llegando la segunda generación al año siguiente y una tercera en 2006, que se dejó de producir hace escasos meses.

Toyota Previa

Volvo 960

Cerramos este especial con el Volvo 960, un modelo que si bien seguía con la técnica y línea tradicionales de la marca sueca, empezaba a dar pasos adelante en la modernización de su gama.

El 960 irrumpe en el mercado en la segunda mitad de 1990 para sustituir al 760, manteniendo el clásico diseño cuadrado de Volvo, pero con un frontal más estilizado. La gran novedad de este modelo sería su motor de 6 cilindros en línea de nuevo diseño que desarrollaba 200 cv, aunque en algunos mercados se mantuvo el V6 de 143 cv del modelo anterior. Otros países, como es el caso de Italia y Portugal, recibieron versiones de cuatro cilindros, con potencias de 120 y 197 cv, mientras que las variantes diésel equipaban un propulsor de origen Volkswagen con 120 cv.

Como es habitual en la firma sueca, las carrocerías disponibles para este modelo fueron la berlina y el familiar, aunque era posible encargar al carrocero Nilsson versiones limusina, ambulancia y fúnebre. Por otra parte, en 1994 el diseño exterior del 960 sufre algunos cambios y se introduce una versión de 170 cv del motor 6 en línea, desapareciendo al año siguiente la posibilidad de equipar los propulsores de 4 cilindros en línea y V6. En 1996 el modelo cambió de nombre, pasando a ser conocido como S90 en la versión sedán y V90 en la familiar, denominaciones que se mantuvieron hasta el fin de la producción en 1998.

Volvo 960

===================================================================================================

Hasta aquí el especial sobre Clásicos del 2020, para ver más artículos similares puedes visitar nuestra página de especiales o ver el último especial que hemos hecho. ¡Gracias por leernos!

Texto y fotos: Bernat Calafell

===================================================================================================