Fiestas de Puigpunyent 2019

Volvemos a la sección más visitada de la página con un evento que, aunque no sea de los más importantes ni concurridos del calendario del que disfrutamos en la isla, sí que tiene un significado un tanto especial para mí, y es que fue la primera concentración a la que llevamos el Seat 600 mi padre y yo. Fue hace dos años, edición en la que descubrí esta reunión anual de clásicos que tiene lugar en Puigpunyent cada 15 de Agosto, y por supuesto tuvo que conducir mi padre, puesto que yo aún no tenía carné de conducir.

Desde entonces, los dos siguientes años he hecho lo posible por asistir. El año pasado me fue imposible llevar el Seat 600 a exponer, pero sí que pude ir con mi coche de uso diario con Mara, mi chica, a disfrutar de ver los asistentes de ese día. Este año, tuve la oportunidad de regresar con el peloto a la que un día fue su primera concentración. Fui con mi amigo Vicenç, poseedor de un Volkswagen Golf MkII GTI 16v en perfecto estado que pronto tendrá su reportaje en Classic Cars Mallorca.

Llegamos a la reunión sobre las 17:00, bastante puntuales, cuando apenas habían llegado coches. Aparcamos nuestro preciado “Seílla” entre una Volkswagen T3 Autocaravana y un Seat 850 Coupé de segundo año de fabricación, guiados por la organización y sin opción a elegir donde dejarlo. Como de costumbre, y pese a la joya que despuntaba a su izquierda, el 600D fue uno de los principales focos de atención.

Aunque no suele haber un gran número de participantes sí que hay bastante variedad en la reunión, tanto en el año de fabricación de cada coche y moto, como en el país de origen de estos. Por eso pudimos disfrutar de ver desde clásicos populares nacionales, europeos o americanos, hasta auténticos deportivos japoneses más actuales.

 

Como veis, hubo un poco de todo. He de decir que el Mini Estate y el Volkswagen Scirocco en persona están espectacularmente bonitos. Y que la diferencia de tamaño entre el Mini Moke y el Jeep CJ-7 es más notable en directo que en la octava fotografía. Algunos de los conocidos que nos acompañaron fueron Lauri con el Ford Capri MkII o Jony con el Volkswagen Beetle Split Window, ambos muy habituales en concentraciones mallorquinas. Puntualizar también que coincidimos con un Ford Capri MkIII granadino, lo cual nos recuerda a nuestro gran amigo Nacho, historiador y censador de vehículos con matrículas GR.

Increíblemente bonito era también el contraste entre estas dos generaciones tan distintas de la marca bávara. Por un lado, el precioso E21 318i de 1981 que ya asistió años anteriores, el pequeño de la familia y más juguetón, adornado con unas llantas con garganta que no le sientan nada mal. Por otro lado, el espectacular E31 850i de 1995, el elegante gran coupé de la marca, uno de los diseños más imponentes de su historia y con un motor que da miedo. Como curiosidad, ambos eran barceloneses de matriculación. 

Tampoco pueden faltar en una estampa variada nuestros amigos yankees. En esta ocasión pudimos ver por ejemplo un Ford Mustang del 65 en estado de concurso, un Corvette C4 y un Corvette C6, también impecables.

Los más espectaculares mecánicamente hablando y que más llaman la atención a todos los públicos, fueron seguramente este trío de japos compuesto por un Nissan GT-R recién adquirido por su actual dueño, un Nissan S14 (Zenki) y un Nissan S14A (Kouki). Pese a ser personalmente un enamorado de la saga Silvia, he de reconocer que el R35 fue el foco de atención con razón, ya que ese sonido adictivo al ralentí y esa estética tan agresiva coronada con el llamativo alerón con el hashtag #JAPPORN, robaron casi todas las miradas.

Ese sería el resumen de los coches que asistieron, aunque os dejamos el enlace al álbum completo del evento en nuestra página de Facebook con los coches que no hemos publicado en la web y con las motos que también hubo.

¡Estaremos pronto de vuelta con el siguiente evento!

Texto y fotos: Alex Piñero